Descripción

Se dice que Santander es uno de los departamentos más antiguos en producir café. Por su posición geográfica tan especial y su abundancia de micro-climas, este departamento en el norte del país requiere un sistema productivo totalmente diferente.

Si uno pudiera volar por encima de los municipios cafeteros de Santander no vería café, solo se vería un lujo de bosque, varios arboles de porte alto, una multitud de verdes, cubriendo el café, protegiéndolo de la intensidad lumínica del sol. Las pautas de caficultura Santandereana están muy marcadas. Los cultivos reaccionan de maneras diferentes y por eso requieren un cuidado especial. El clima es caliente, y la época de lluvias, que antes era considerablemente definida, ha cambiado y hoy en día los periodos secos son cada vez más largos. Los arboles de café toman más tiempo en madurar, los granos son mas grandes y dan una taza equilibrada, con notas dulces y frutales. La cosecha es muy concentrada y las cerezas intencionalmente se dejan madurar más de lo normal que en otros departamentos cafeteros. La tradición cafetera Santandereana está definida por la utilización del sombrío. Varias especies de arboles nativos aportan la sombra tan necesaria. Los más comunes son los Arrayanes, el Carbonero o Galapo, el Guamo, y el Balso. La práctica de protección de los suelos que suelen ser arcillosos y arenosos es una costumbre ancestral de conservación para los productores de este departamento.

Este blend está conformado de micro-lotes de nueve productores del municipio de Valle de San José, específicamente de la vereda de San Isidro. En colaboración con la Cooperativa de cafeteros de Santander, estamos muy agradecidos de poder estrenar por primera vez un café tostado de este origen que para muchos es aún desconocido.

Los invitamos a conocer todo lo que este origen tiene para ofrecer en la taza.

REGRESAR A COMPRAR

$21.500

Hay existencias

Categoría: SKU: AZ-M340-02

Productos relacionados