Azahar, la flor del café, es el inicio de cada grano que tostamos y la búsqueda de los mejores cafés de Colombia.

Representa nuestra creencia en la transparencia de nuestras relaciones y en honrar el trabajo y el conocimiento de cada productor de café, para brindar una experiencia única en taza. Por tradición, Colombia ha exportado su mejor café. Nosotros lo llevamos al mundo, pero también lo compartimos en casa.

recorremos
colombia
buscando los
mejores cafés.

Nos gusta explorar. Subir las laderas empinadas de Los Andes para escuchar las historias de los que aran el suelo, los que recogen el fruto, los que transportan el pergamino y sabemos que los cafés que encontramos, representan lo más hermoso de Colombia: el trabajo de su gente y la calidad de su grano.

Viajamos para abastecernos durante todo el año y encontrar los cafés más especiales de productores pequeños y medianos, aunque eso implique buscarlos en la vereda más escondida del país. Negociamos el café pergamino directamente con los agricultores, las cooperativas o las asociaciones de caficultores, asegurándonos de remunerar la calidad de su producto y de valorar el trabajo de cada persona involucrada en el proceso.

Reconociendo la experiencia de los caficultores y pagando precios fijos más altos y estables, buscamos relaciones honestas y duraderas con quienes trabajamos.

Todos los días cambia el precio del mercado de café de acuerdo con su cotización en la bolsa de Nueva York, la tasa de cambio y una prima al café colombiano. Creemos que esto le falla a los caficultores al no tener en cuenta sus costos de producción

Por eso compramos el café a un precio fijo, más alto y estable, que reconoce los costos y valora su calidad:

compartimos
y tostamos en
casa una parte
de nuestro café.
La otra la
exportamos
en verde.

Exportamos micro-lotes y mezclas regionales del café verde especial que obtenemos directamente de los productores. Creemos en la transparencia económica y en la calidad consistente en taza, permitiendo a los importadores y tostadores establecer relaciones duraderas y sostenibles con productores en Colombia.

CAFÉ TOSTADO

A través de la tostión buscamos honrar el trabajo de cada productor, resaltando el perfil de cada café.

Ninguno es como el otro. Intentamos caramelizar los azúcares de cada uno lo suficiente, balanceando los diferentes niveles de acidez, con el cuerpo y la dulzura, asegurando una experiencia única en taza.

¿LE GUSTA LA IDEA?

Si quiere conocer Colombia a través de su café verde, servir Azahar en su café, restaurante, o simplemente charlar, escríbanos: